euroliga.es.

euroliga.es.

La historia de la Copa Saporta: Un tributo a la competición que precedió a la Eurocup

La historia de la Copa Saporta: Un tributo a la competición que precedió a la Eurocup

Introducción

La Copa Saporta fue una competición europea de baloncesto que se jugó desde 1966 hasta 2002. Durante sus 36 años de existencia, la Copa Saporta fue una de las competiciones más importantes del baloncesto europeo y sentó las bases para la creación de la actual Eurocup. En este artículo, vamos a repasar la historia de la Copa Saporta y rendir un tributo a una competición que marcó una época del baloncesto europeo.

Orígenes de la Copa Saporta

La Copa Saporta fue creada en 1966 por el empresario francés André Ferrand como una competición que reuniera a los mejores equipos de baloncesto de Europa. La competición recibió su nombre en honor a Raimundo Saporta, un español que fue uno de los mayores impulsores del baloncesto en su país y en Europa. En su primera edición, la Copa Saporta contó con la participación de 16 equipos de 8 países diferentes. El campeón de la primera edición fue el Simmenthal Milano, de Italia. Desde aquel entonces, la Copa Saporta se convirtió en una competición anual y cada vez más importante dentro del panorama europeo del baloncesto.

Los años dorados de la Copa Saporta

Durante la década de los 80 y 90, la Copa Saporta vivió sus años dorados. En esos años, la competición contó con la participación de equipos de gran nivel de toda Europa, lo que generaba grandes expectativas en cada edición. Entre los equipos más destacados de la época se encontraban el FC Barcelona, la Jugoplastika Split, el Limoges CSP, el CSKA Moscú y el Benetton Treviso. Estos equipos protagonizaron algunas de las finales más emocionantes de la historia de la competición, y sus jugadores se convirtieron en leyendas del baloncesto europeo.

El dominio del Limoges

Uno de los equipos que marcó la época de la Copa Saporta fue el Limoges CSP. El equipo francés, liderado por el entrenador Božidar Maljković y el jugador Antoine Rigaudeau, ganó tres títulos consecutivos entre 1993 y 1995. El Limoges fue el primer equipo francés en conseguir una competición europea de baloncesto, y su equipo de los años 90 es aún recordado como uno de los más dominantes de la historia de la Copa Saporta.

La final de 1986

Una de las finales más recordadas de la historia de la Copa Saporta fue la final de 1986, disputada entre el FC Barcelona y el Cibona Zagreb. El partido fue un auténtico espectáculo, con ambos equipos desplegando un juego rápido y vistoso que dejó boquiabiertos a los aficionados. En los minutos finales del partido, el FC Barcelona parecía tenerlo todo a su favor, con una pequeña ventaja en el marcador. Sin embargo, un triple del legendario Dražen Petrović a falta de segundos dio la vuelta al marcador y le dio la victoria al Cibona Zagreb. Esa canasta es recordada aún hoy como una de las más importantes de la carrera de Petrović, uno de los mejores jugadores europeos de todos los tiempos.

El ascenso de la Eurocup

En 2002, la Copa Saporta se fusionó con la Ronchetti Cup para crear la ULEB Cup, que más tarde se convertiría en la actual Eurocup. La creación de la Eurocup supuso un paso adelante en la profesionalización del baloncesto europeo, y permitió que la competición se convirtiera en una plataforma de lanzamiento para jóvenes talentos y equipos emergentes. A pesar de que la Copa Saporta ya no existe como tal, su legado sigue vivo en la actual Eurocup. Muchos de los equipos que participan en la Eurocup siguen siendo los mismos que participaban en la Copa Saporta, y algunos de los jugadores que triunfaron en la competición hoy son leyendas del baloncesto europeo.

Conclusiones

La Copa Saporta fue una competición que marcó una época en el baloncesto europeo. Durante sus 36 años de existencia, la Copa Saporta reunió a los mejores equipos y jugadores de Europa, y generó una gran expectación en cada edición. La competición dio lugar a momentos inolvidables, como la final de 1986 o el dominio del Limoges en los años 90. La creación de la Eurocup en 2002 supuso el fin de la Copa Saporta como tal, pero su legado sigue presente en la actualidad. La Eurocup es en la actualidad una de las competiciones más importantes del baloncesto europeo, y muchos de los equipos y jugadores que la disputan son herederos directos de la mítica Copa Saporta. Gracias a la Copa Saporta, el baloncesto europeo evolucionó y llegó a ser lo que es hoy en día.